Trastornos de ansiedad: 9 tipos y síntomas

La ansiedad es una parte normal de la vida, pero sin embargo hay personas que sufren de trastornos de ansiedad con mucha frecuencia, ya que tienen preocupaciones y miedos intensos, excesivos y persistentes sobre cualquier situación diaria.

A menudo los trastornos de ansiedad se dan en episodios repetidos y miedo o terror que alcanzan un máximo en una cuestión de segundos, es decir, ataques de pánico. Estos sentimientos interfieren con la vida diaria de la persona y son difíciles de controlar. Son desproporcionados en comparación con el peligro real y pueden llegar a durar un largo periodo de tiempo.

Síntomas del trastorno de ansiedad

Los síntomas pueden empezar en la infancia, en la adolescencia y continuar hasta su vida adulta, algunos ejemplos del trastorno de ansiedad son: Trastorno de ansiedad social, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de ansiedad por separación y fobias específicas. Una persona puede tener más de un trastorno de ansiedad.

Metáfora de los trastornos de ansiedad
Metáfora de los trastornos de ansiedad. Imagen de Free-Photos en Pixabay

Los signos y los síntomas de ansiedad más comunes son:

  • Sudoración
  • Temblores
  • Sensación de debilidad o de cansancio
  • Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
  • Sensación de peligro inminente, pánico o catástrofe
  • Respiración acelerada
  • Aumento del ritmo cardiaco
  • Tener problemas para conciliar el sueño
  • Problemas para concentrarse o para pensar en otra cosa que no sea la preocupación actual
  • Tener la necesidad de evitar las situaciones que generan ansiedad
  • Padecer problemas gastrointestinales

Tipos de trastornos de ansiedad

Hay distintos tipos de trastornos de ansiedad, los cuales son:

  • Trastorno de ansiedad debido a una enfermedad: incluyen ciertos síntomas de ansiedad o pánicos intensos que son directamente causados por un problema de salud física que tenga la persona.
  • Trastorno de pánico: este implica episodios repetidos de tener sensaciones repetidas de ansiedad, de miedo o terror intensas que alcanzan un nivel máximo en pocos segundos. Al tener estas sensaciones de catástrofe, se empieza a crear una dificultad de respirar, dolor en el pecho o latidos fuertes o rápidos.
  • Agorafobia: es el trastorno de ansiedad en el que temes a lugares y situaciones que pueden causarte mucho pánico o hacerte sentir atrapado e indefenso y a menudo intentas evitar que te suceda este problema.
  • Mutismo selectivo: Es la incapacidad constante que pueden tener los niños para poder hablar en ciertas situaciones, por ejemplo en la escuela, inclusive puede llegar a suceder en el hogar con miembros cercanos a la familia. Por ende esto puede afectar el desempeño en la escuela, el trabajo y en la sociedad.
  • Trastorno de ansiedad generalizada: esta se caracteriza por ser una ansiedad y una preocupación que es persistente y excesivas por actividades y eventos e incluso en asuntos comunes de la rutina diaria de la persona.es difícil de controlar y puede llegar a afectar la forma en que te sientes físicamente, en general sucede junto a otros trastornos de ansiedad y la depresión.
  • Fobias específicas: se caracterizan por tener una notable ansiedad cuando la persona se ve expuesta a un objeto o situaciones específicas y tienen un deseo para evitarlos. En algunas personas las fobias pueden provocar ataques de pánicos extremos.
  • Trastorno de ansiedad social: Este implica altos niveles de ansiedad, rechazo o miedo a situaciones sociales debido a sentimientos de vergüenza, preocupación de poder ser juzgados, inseguridad o ser percibido de manera negativa por otras personas.
  • Trastorno de ansiedad por separación: Este es un trastorno de la niñez, y se caracteriza por ser una ansiedad que es excesiva para el nivel de desarrollo del niño y que se relaciona a la separación de sus padres u otras personas que cumplen con su cuidado.
  • Trastorno de ansiedad inducido por sustancias: estos síntomas de ansiedad o pánicos intensos, son el resultado directo al uso indebido de las drogas, puede ser tomando medicamentos, estando expuesto a sustancias toxicas o de tener abstinencia a causa de las drogas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir